Noticias sobre hipotecas -> La mayor caída bursatil del año.Marzo 2009

La desconfianza en la banca provoca la mayor caída bursátil del año

El Ibex-35 registró ayer un descenso del 4,6% y no se descarta que caiga a los 5.500 puntos (3 de marzo de 2009)

El miedo a un nuevo descalabro de la banca, ampliado por las pérdidas millonarias presentadas por la aseguradora American International Group (AIG) y el banco británico HSBC, disparó ayer las ventas de títulos en todos los mercados bursátiles. En España, el Ibex-35 cerró en los 7.270 puntos tras apuntarse un descenso del 4,6%, la mayor caída en lo que va de año.

BBVA y Santander cedieron un 9,3% y un 8,2%, respectivamente, y lideraron las pérdidas junto a Telecinco, lastrada por los malos datos de audiencia en febrero. A la banca mediana no le fue mejor. Popular cayó un 6,1%; Sabadell, un 5,8%; Bankinter, un 4,6%, y Banesto, un 3,4%. Sólo se salvó Acciona, que apenas repuntó un 0,4%. Telefónica, por su parte, fue una de las mejor paradas, con un recorte del 1,1%.

Los analistas insisten en que hasta que el sistema financiero no se estabilice, los mercados de renta variable seguirán cayendo. Y cuando haya malas noticias, los indicadores sufrirán desplomes como el de ayer.

 

Hasta los 5.500 puntos

El Ibex terminó la jornada del lunes en los 7.270,50 puntos. Los expertos vaticinan que si pierde este nivel, podría caer hasta los 5.500 puntos. En lo que llevamos de ejercicio, el selectivo español ha descendido más de un 21% y cotiza ya a niveles de finales del año 2003.

En el resto de Europa la jornada fue aún más negativa, con pérdidas como el 4,5% de la Bolsa de París o las del Footsie 100, que retrocedió un 5,3%. El culpable del derrumbe del índice londinense es HSBC. El banco anunció un descenso de su beneficio en 2008 del 70%, al tiempo que una ampliación de capital de más de 14.000 millones de euros y un ajuste de plantilla de 6.100 empleos.

Por su parte, AIG reconoció unas pérdidas de 100.000 millones de dólares el pasado año, de los que 61.000 se volatilizaron en el último trimestre. Este anuncio provocó que Wall Street abriera teñida de rojo y en mínimos de 11 años.
Fuente: consumer.es